6 errores más comunes que cometen los emprendedores

  • 6 errores más comunes que cometen los emprendedores

6 errores más comunes que cometen los emprendedores

Cuando un emprendedor empieza un proyecto, es normal que surjan errores en el proceso ya que nadie es perfecto y nadie nace sabiendo, pero al final de cuentas es aprender de ellos para ir mejorando cada día.

A continuación los 4 errores más comunes al emprender un negocio:

1. PENSAR QUE TU IDEA VALE DINERO

Uno de los fallos más comunes es confundir una buena idea con una oportunidad. Tener buenas ideas es muy importante, pero que no la haya tenido antes no significa que haya un mercado dispuesto a comprarla.

Una idea no es un negocio. Un negocio se logra o se realiza cuando se sabe cómo hacerlo, y hay muchas buenas ideas que, por falta de un objetivo claro, no se han convertido en buenos negocios.

2. NO FIJARSE EN QUÉ NO HA FUNCIONADO

No todas las ideas funcionan. Ver los errores que han cometido otros nos puede ahorrar mucho tiempo y dinero, por eso es muy útil conocer sus triunfos y fracasos, aunque pocas veces no salen mucho a la luz. Hay que estudiar la evolución de los negocios de nuestro sector, o de aquellos que puedan ser nuestra competencia y tomar que puntos son importantes para nuestro negocio.

3. NO TENER LAS IDEAS BIEN CLARAS

Es muy importante tener las ideas claras y saber cómo adaptarlas conforme avanza el proyecto. De nada sirve tener muchas ideas que al final sean un obstaculo a los objetivos finales que nos hemos marcado. Es habitual que el público, el producto, el modelo de negocio, etc. se vayan modificando, por eso es fácil perderse hacia donde va y olvidarse de los objetivos iníciales.

4. NO SABER COMUNICAR BIEN EL PROYECTO

Para triunfar hay que comunicar. Aunque tengamos la mejor idea del mundo, si no sabemos explicársela a los inversores o potenciales clientes, no nos servirá de nada. No es cuestión de hablar bien sino de atraer bien. Ya sea en el ámbito empresarial o en lo personal.

5. NO INVERTIR EN EL PROYECTO Y ESPERAR QUE LOS DEMÁS LO HAGAN

No se puede esperar que alguien crea en un proyecto en el que no invierte ni su creador. Si no tienes dinero para invertir, trabaja gratis en tu proyecto. No hay nada más convincente ante inversores que una persona que trabaja en su proyecto aunque no esté ganando nada con él.

6. NO TENER UN BUEN CAPITAL FINANCIERO

Las startup son un negocio y hay que saber a qué nos vamos a enfrentar, y tener un buen plan financiero que defina de qué vamos a vivir. Es muy importante tener suficiente capital para pagar las cuentas ante cualquier desafío que se presente. De ahí que se necesite inversión, planificación y no asumir riesgos que no se puedan controlar.

Fuente: plusempresarial.com