7 consejos para llegar temprano a la oficina

  • 7 consejos para llegar temprano a la oficina

7 consejos para llegar temprano a la oficina

Cuando empieza la semana, siempre el trabajador quiere llegar temprano a su centro de labores. Pero por varios factores a veces el trabajador llega tarde y eso afecta tanto a la empresa y el riesgo de perder un trabajo que con tanto esfuerzo le ha costado al trabajador.

Para todo problema hay solución y sabes cuál es ?  Aquí te lo muestro:

1. Es muy importante programar una alarma que sea confiable y efectiva, cuyo sonido sea lo suficientemente fuerte como para despertarte. Esfuérzate en levantarte de la cama apenas suene, sin utilizar el viejo truco de los ‘cinco minutos más’. Podría jugarte una mala pasada.

2. Establecer los horarios de sueño de tu rutina cotidiana, al menos, para los días laborables de la semana, es el siguiente paso a seguir. Si te vas a dormir a una hora prudente, que comprenda un aproximado de ocho horas de sueño, te será mucho más fácil despertarte a tiempo.

3. Descansa lo suficiente. No puedes despertarte temprano para llegar al trabajo si no descansas lo suficiente. Si te duermes a las 2 o 3 de la madrugada todos los días será difícil que puedas crear una disciplina de puntualidad. Y para no amanecerte debes tratar de organizarte bien en el día para no hacer todo a último momento. La puntualidad implica un trabajo organizativo de todo el día.

4. Dedícate simplemente a comer bien, sin dedicarle tiempo a la televisión o a distraerte siendo perfeccionista en la cocina. En lugar de aquello, dedícale más tiempo a comer bien, o incluso a dialogar con tu familia durante un tiempo razonable que te permita llegar temprano al trabajo.

5. En caso de llevar una lonchera con tu refrigerio, o un bolso con tus pertenencias, vale la pena dejar todo listo desde la noche anterior. Así, al despertarte, solo tendrás que vestirte y recoger tus cosas, sin la necesidad de preparar algo o correr el riesgo de olvidarlo.

6.  Siempre es recomendable salir con algunos minutos de anticipación, para prever el tráfico o algunos problemas que podrían presentarse camino a tu trabajo. De ese modo, si no sucede nada inesperado, llegarás más temprano a tu trabajo y tendrás tiempo para ir organizando algunas cosas previas al llegar a la oficina. Es mejor prevenir que lamentar.

7. Por último, aunque también es importante, es mejor ingerir una cena leve después de haber tenido un dia agitado laboral, para cuando se despierte empiece un nuevo día y así el empleado pueda ir a la oficina con tranquilidad.

Fuente: gestión.pe, emprendedor.pe